Fallos eléctricos y arte: ¿Buena combinación?

Fallos eléctricos y arte: ¿Buena combinación? Pues la realidad es que no. Puesto que desde una galería de arte que necesita el clima adecuado para la conservación de los cuadros, hasta el taller de un escultor que necesita que sus herramientas eléctricas no les falle el voltaje, la realidad es que el arte está más conectado a luz eléctrica de lo que muchos piensa. Por eso no es de extrañar que galerías y profesionales del sector artístico inviertan en lugares como Ventagruposelectrogenos.es para mantener la calidad de sus obras artísticas.

Para elegir existen dos clases de generadores, los monofásicos, aquellos que generan una corriente monofásica de 220v compatible con la mayoría de los aparatos que utilizamos en una galería o salón de exposiciones y los trifásicos empleados en equipos específicos como los de un taller de escultura.

 

La distribución monofásica de la electricidad se suele usar cuando las cargas son principalmente de iluminación y de calefacción, y para pequeños motores eléctricos. Por su parte, el sistema trifásico presenta una serie de ventajas, como son la economía de sus líneas de transporte de energía y de los transformadores utilizados, así como su elevado rendimiento de los receptores, especialmente motores, a los que la línea trifásica alimenta con potencia constante.