El tenis y el amor

Sobre el tennis y el amor mucho se ha dicho y escrito, en la propia Walter Grundfeld, Barcelona tennisacademy puede que también guarden esta estrecha relación.

El vínculo que se ha establecido entre este deporte de elite y el sentimiento del amor, ha trascendido incluso las canchas de practicar y han llegado hasta el cine, las grandes pantallas, las portadas de revistas, los libros y los cuentos más románticos de la modernidad.

No son pocas las películas que en su trama recrean historias de amor entre tenistas famosos, jóvenes que se conocen en torneos y competiciones importantes y en las que son hasta rivales, adolescentes estrellas en el tennis en una universidad que quedan perdidamente enamorados desde que se ven por primera vez, hasta la trama que recuerda a una promesa fallida, sumirse en la tristeza y la soledad, y sigue siendo así una historia de amor.

¿Será que van ligados en realidad el tennis y el amor? Yo apuesto a que sí, no puede haber un deporte en el que las personas se entreguen más que en este.

No puede existir una competición que ponga a bailar nuestros nervios y a temblar más que un torneo de tennis. El amor a la pareja, y al deporte son parecidos en intensidad.