El arte de ser personal trainer

Chicos, no nos engañemos, cualquiera no puede ser personal trainer. Una cosa es que nos guste practicar ejercicios y deportes, y otra diferente es ser entrenador personal. Para ejercer esta profesión necesitamos una preparación física intensa, sobre todo si trabajamos en diferentes horarios y con diferentes personas. Un entrenador personal gasta mucha energía, quema muchas calorías, por lo que tiene que llevar además un régimen de alimentación saludable y nutritivo, de manera tal que pueda resistir las varias horas de entrenamiento.

Ser personal trainer es un arte. Todo comienza con una pasión. Si te gusta puedes llegar a lograrlo, pero tienes que ponerle mucho empeño.

Conozco a un chico que es entrenador personal, tienen muchos clientes y diversos horarios, de ahí que su dieta y entrenamiento están sujetos a un riguroso sistema para que su cuerpo pueda resistir este tipo de trabajo.

Eso sí, si eres entrenador personal tendrás garantizada su salud y bienestar, pues al entrenar diariamente tu cuerpo y mente se preparan de manera constante, por lo que te sentirás siempre en forma y pocas veces tu cuerpo estará agotado. Además, sabemos las bondades de hacer ejercicios todos los días.