El arte tradicional japonés

Los Viajes a Japón que tenido la suerte de realizar en mis aventuras como viajero, me han enseñado mucho sobre el arte tradicional japonés. Lo que más me gusta es su fundamento, del que te quiero hablar hoy.

El arte tradicional japonés se caracteriza por su simplicidad y naturalidad. Las manifestaciones artísticas, o sea, música, pintura, danza, etc. reflejan la naturaleza, de ahí que no exijan una elaborada producción, al contrario, se basan en una economía de medios que le da a la obra un gran significado. De hecho, si te fijas en algunas de estas verás que sugieren las cosas, el resto queda a la interpretación del público.

La simplicidad ha conllevado a que en la pintura se utilice mucho el dibujo lineal, sin perspectiva, con gran cantidad de espacios vacíos, pero que se integran agradablemente al conjunto. En arquitectura, por ejemplo, está evidente en los diseños lineales, con planos desiguales. Al mismo tiempo, esta simplicidad se relaciona con una inherente naturalidad en la correspondencia entre el arte y la naturaleza, que para los japoneses es reflejo de su vida interior. Por ejemplo, el pasar de las estaciones les incita una sensación de transitoriedad, porque ven en la evolución de la naturaleza lo corta que es la vida.